Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), revela población más propensa a perder el olfato y el gusto.

De esta forma, la investigación ha detallado que el coronavirus puede generar mayores alteraciones del gusto y el olfato en mujeres, pacientes jóvenes y a aquellos que padecen la enfermedad de manera más leve y sin ser hospitalizados.

La investigación se llevó a cabo en 15 centros hospitalarios de España con la participación de 989 pacientes. Además, fue publicada en la revista médica Journal Investigation Allergology and Clinical Immunology.

Puedes leer: El citriodiol compuesto químico puede neutralizar el coronavirus.

Según indicó a Europa Press la doctora Adriana Izquiero-Domínguez, quien es la persona encargada del estudio.

“Las investigaciones realizadas nos permiten señalar a la alteración del olfato como un síntoma característico de la COVID-19, debido a que el virus se sitúa en el epitelio respiratorio, por lo que puede afectar al neuroepitelio olfatorio”.

Premisas del estudio

El informe generado en la investigación detalla que cuanto más aguda sea la pérdida del olfato y gusto en la persona, más leve se presenta la enfermedad de COVID-19 y sin necesidad de hospitalización.

“Hemos encontrado que una mayor gravedad de la COVID-19, con una edad de más de 60 años, hospitalización y mayores niveles de proteína C reactiva, se asocian a menor afectación del olfato que en los pacientes ambulatorios y más jóvenes”.

También, la investigación realizada en centros de salud españoles ha determinado que, además, de ser jóvenes los que sufren los síntomas descritos, se encontró que la mayoría son mujeres.

Finalmente, los médicos y personal de salud recomiendan que mientras se noten alteraciones en el gusto y el olfato, lo ideal es que se inicien las medidas de aislamiento y se sometan a pruebas de diagnósticas de COVID-19.