El teléfono celular ya es un artefacto casi imprescindible en la vida diaria, sin embargo, su uso excesivo está generando muchas dificultades físicas, entre ellas tendinitis en los dedos de la mano, sobre todo los pulgares.

El jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Alberto Sabogal Sologuren, Dr. Alfonso Lazo Dávila, refirió que el número de casos se incrementó hasta en 20%, sobre todo en jóvenes y madres primerizas.

“Hay varios factores de riesgo que han aumentado los casos de tendinitis, pero el fundamental es la tecnología; sobre todo por el uso exceso del celular y del mouse. Las personas que trabajan en las empresas de 8 a 10 horas y están tecleando todo el día o usando el mouse largo tiempo tienen, definitivamente, una sobrecarga en los tendones. Este tipo de patologías ha crecido entre un 10% a 20%”.

Las lesiones más frecuentes se sitúan en los pulgares. “Hay dos tendones en el pulgar que permiten su movimiento de apertura y cierre.  Cuando hay un movimiento repetitivo puede surgir una inflamación conocida como tendinitis del extensor del pulgar o tendinitis de Quervain, que es muy dolorosa”.

El especialista de EsSalud explicó que las generaciones anteriores no utilizaban el pulgar como ahora Y, por el contrario, todo el peso de la actividad en la mano estaba puesto en el dedo índice.

“Con las nuevas tecnologías, el uso del pulgar es determinante. Hay personas que todo el día están tecleando y sosteniendo el celular, eso produce una sobrecarga. No hay que olvidar que se trata de un dedo muy importante, el 60% de la función de la mano depende del pulgar”.

El sobreuso de este dedo ocasiona el crecimiento de uno de los tendones, lo que reduce su flexibilidad y la aparición de molestias y dolor. Esta inflamación no tratada a tiempo puede llevar a una lesión que se perpetúe en el tiempo.

Lea también: ¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer testicular?