Durante la ceremonia por el Día de las Fuerzas Armadas, el presidente Martín Vizcarra se pronunció acerca de la lucha que se debe continuar para controlar el COVID-19 y mitigar los impactos de la pandemia en el país.

“Debemos tener en claro que esta guerra aún no ha terminado, la lucha continúa y debe ser hasta final, hasta derrotar al virus, no podemos dejar de vista lo que el mundo está viviendo, en la actualidad se está produciendo una segunda ola de contagios o rebrote de la enfermedad”, señaló el mandatario.

Asimismo, Vizcarra comentó que hoy el sistema de salud está más fortalecido que al inicio, pero no se debe bajar la guardia. Además,  ratificó la convicción del Gobierno en trabajar hasta el último día sin distracciones para controlar el COVID-19.

Puedes leer: Presidente del Congreso busca rescatar la confianza de los peruanos.

También, la lucha contra la pandemia y el impulso de la economía, según el mandatario, exigen el esfuerzo y compromiso de todos. Sin exclusiones ni diferencias.

De esta manera, el mandatario recordó que el Perú es un país donde hay diversos enfoques y puntos de vista.  Pero, siempre debe primar la sensatez y responsabilidad por encima de cualquier cálculo político o interés particular.

“La serenidad y cordura antes que los apetitos individuales y el afán de algunos sectores por perturbar la marcha de país, solo así se harán realidad los objetivos de la República: construir un país fuerte, unido, desarrollado, con una democracia sólida donde todos los peruanos puedan alcanzar el progreso y bienestar”, agregó el Jefe de Estado.