La candidata presidencial por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, volvió a reiterar su pedido para que se analicen las actas impugnadas y se cuente hasta el último voto.

Durante su participación en la marcha convocada en su respaldo en el Campo de Marte, Jesús María, dijo que respetará los resultados electorales y cuestionó la decisión del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de no ampliar el plazo para presentar nuevos pedidos de nulidad.

Autoridades electorales podrían estar bajo amenaza

A su juicio, las autoridades electorales se echaron para atrás ante supuestas amenazas del partido Perú Libre.

Fujimori señaló que esta agrupación no quiere que el JNE analice las actas por el temor a que se voltee el resultado de la elección.

“Estamos acá para pedir que se respete nuestro voto y se analice cada acta (…); hemos dicho que respetaremos los resultados electorales, pero queremos que se cuente hasta el final”, dijo.

Señaló que Fuerza Popular quiere unas elecciones transparentes e indicó que no se trata de Keiko Fujimori, sino del respeto del voto ciudadano.

Keiko Fujimori pidió nulidad de 200 mil votos

El pasado 9 de junio, Keiko Fujimori, pidió ante el tribunal electoral de Perú la nulidad de 802 mesas de votación que representan unos 200.000 votos y; adicionalmente la revisión de otros 300.000 votos por lo que estarían en juego medio millón, dijo en rueda de prensa.

“Fuerza Popular está presentando el día de hoy acciones de nulidad de 802 mesas a nivel nacional, acciones que se están presentando al jurado nacional de elecciones”, dijo Fujimori en momentos en que el último reporte del órgano electoral (ONPE) da cuenta de 50,2% de los votos para Castillo versus 49,7% para la líder derecha, con el 99% de las mesas escrutadas.

Fujimori, de 46 años, indicó además que hacen seguimiento a todo el proceso de observación en el proceso de impugnación (revisión), que son 1.200 actas; que espera luego sean contabilizadas en el recuento final del Jurado Nacional de Elecciones.