El gobierno dispuso una cuarentena general a nivel nacional, para Semana Santa, desde el jueves 1 de abril hasta el domingo 4 de abril. La idea es evitar la movilidad social y consolidar los avances que se vienen obteniendo en la reducción de las cifras de contagio de la pandemia.

El ministro de Educación, Ricardo Cuenca, anunció que estas medidas rigen a nivel nacional; al margen de si la provincia está en un nivel alto, muy alto o extremo de contagio, cuyas condiciones quedan suspendidas.

En Semana Santa solo se podrá salir a comprar productos esenciales

No se permitirá la movilidad de personas ni vehículos

Las medidas implican restricciones a la movilidad de las personas los cuatro días del fin de semana; solo se permitirán la salida para comprar productos esenciales; a razón de una persona por familia, y queda prohibido el uso de vehículos particulares.

Solo funcionará el transporte público y el de taxis autorizados, dijo Ricardo Cuenca; en conferencia en Palacio de Gobierno, junto con la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez; y el titular de Salud, Óscar Ugarte.

Solo se podrá salir a los mercados

Mercados, supermercados, bodegas y farmacias atenderán de 4:00 a 18:00 horas. Las farmacias y boticas de 4 de la mañana a 6 de la tarde, con delivery las 24 horas del día, mientras que restaurantes y afines con servicio para llevar a domicilio de 11 de la mañana a 11 de la noche.

Queda suspendido el transporte interprovincial tanto aéreo como terrestre, del jueves 1 al sábado 3 de abril. El domingo 4 de abril, estará permitido el transporte interprovincial, en las dos modalidades, para permitir que las personas que decidieron pasar la Semana Santa fuera, puedan regresar a su lugar de residencia.

“Los servicios esenciales de telecomunicaciones, gas, combustible, limpieza y recojo de residuos sólidos también serán permitidos durante estos cuatros días”, acotó el ministro.

Quieren evitar una propagación antes de las elecciones

Cuenca dijo que estas restricciones, además de reducir la movilidad y el número de contagios, nos permitirá llegar en mejores condiciones epidemiológicas al día de las elecciones, que se producirá el 11 de abril. Por su parte, la jefa del gabinete, precisó que estas medidas son excepcionales y rigen solo por Semana Santa.

“Este esfuerzo que tenemos que hacer todos, en estos días de Semana Santa, tiene un doble objetivo: darnos una ayuda a todos y un sacrificio para consolidar esta curva (epidemiológica) que empieza a descender y, luego, prepararnos para evitar (eventuales) contagios posteriores a un fin de semana largo”, explicó Cuenca.