La Defensoría del Pueblo, a través de un comunicado sostuvo que la nueva ley de retiro de fondos de ONP aprobada por el Congreso afecta el derecho fundamental a una pensión de las personas adultas mayores.

“Consideramos que, en la actualidad, existe un serio problema referido al gran número de personas que, a pesar de haber contribuido durante largos años al Sistema Nacional de Pensiones, no puede acceder a una pensión de jubilación al alcanzar los 65 años. Esta situación es claramente injusta”, afirmó la Defensoría del Pueblo.

De esta manera, en el pronunciamiento N°007/DP/2020 expuso que, si bien este proyecto persigue resolver  a corto plazo esta situación, es evidente que los efectos serán contraproducentes para millones de peruanos y peruanas.

“El Sistema Nacional de Pensiones enfrenta desafíos estructurales. Dado que los aportes de los trabajadores no son suficientes para financiar el pago mensual de los pensionistas, el sistema opera con un déficit financiero que requiere de transferencias anuales del Estado”, recalcó.

Puedes leer: Pistas de aterrizaje usadas por el narcotráfico fueron destruidas.

En los últimos cinco años, previos al inicio de la pandemia, se han transferido más de 1,800 millones de soles cada año para cumplir con el pago; “lo que refleja que el sistema, tal como está diseñado, resulta inviable”.

Para la Defensoría del Pueblo es indispensable someter a un amplio y participativo debate el rediseño del sistema actual para garantizar que más personas cuenten con pensiones durante su vejez.

También, sostuvo que el proyecto de retiro de fondos de ONP aprobado, resulta abiertamente inconstitucional, pues vulnera el deber del Estado de garantizar el acceso de toda persona al derecho fundamental a una pensión, previsto en los artículos 10, 11 y 12 de la Constitución Política del Perú.