Vecinos de ‘Jorge Chávez, Lucas Cutivalú, Los Jardines y otros sectores irrumpieron en EPS Grau para exigir la evaluación de las tarifas y el envío de agua en cisternas.

Los pobladores estuvieron a punto de derribar la puerta principal de la sede de la EPS Grau en Catacaos, a puntapiés. Esto, en protesta porque el servicio de agua potable no llega a sus domicilios.

Los ciudadanos  señalaron las promesas que fueron escritas en actas, las mismas que los funcionarios no cumplen y quedan en el olvido.

José Espinoza Elías, uno de los pobladores, señaló que la población se encuentra desesperada por agua potable, más aún con la emergencia por el coronavirus.

Los ciudadanos aseguraron estar cansados de que lleguen los recibos con cobros por un servicio que no reciben; y que sin embargo, se les obliga a cancelar. Señalaron que esta situación viene desde la salida del río Piura en Catacaos (marzo de 2017) cuando el servicio de agua potable empezó a ser deficiente.

Finalmente acordaron una evaluación de las tarifas de agua para determinar si es justo o no el cobro. También se llevará agua en cisternas, como medida paliativa.

Lea también: ¡Atención! Notifican corte de agua potable en el sector sur de Piura