Cinco pescadores piuranos desaparecieron en Chimbote, desde el pasado 10 de marzo, luego del naufragio de su embarcación. Jorge Camacho García, padre de tres de los cinco pescadores desaparecidos, aún tiene la esperanza de encontrarlos con vida. Así lo informó Diario Correo.

 “Mi corazón de padre dice que mis hijos están vivos, tengo la esperanza de encontrarlos vivitos”, repite una y otra vez con voz entrecortada Jorge Camacho García.

Los pescadores desaparecidos son los hermanos: Jorge (30), Josué (17) y Adderly Camacho Yovera (26), Charles Olivos Fiestas (24) y Cristofer Torres Tantaleán (21). Con ellos viajaba un sexto hombre, que fue rescatado por un buque ecuatoriano y fue quién alertó a las familias.

Según el comunicado de la Capitanía de Puerto de Chimbote, los pescadores naufragaron desde el 10 de marzo a consecuencia del hundimiento parcial de su nave

Cabe recordar que los pescadores salieron el 4 de marzo y recién el 18 se conoció de la desaparición. Uno de los pescadores que se encontraba en la misma embarcación fue rescatado por un buque ecuatoriano

Solicitan que la búsqueda no se detenga

Jorge Camacho afirma que lleva cinco días en los exteriores de la Capitanía de Puerto de Chimbote. Él suplica que no cesen con la búsqueda de los pescadores.

“Estoy rogando, suplicando para que rescaten a mis tres hijos. Ayer (lunes 22 de marzo) no buscaron nada y queremos que siga la búsqueda, nos brinden apoyo para ubicar a mis hijos, que manden helicópteros, aviones, embarcaciones para que los encuentren”, comentó Camacho.

Padre de tres de los pescadores aún tiene esperanzas

Asimismo, el padre de familia añadió que abriga la esperanza de encontrarlos con vida, ya que sus hijos y sus otros dos compañeros han armado dos balsas improvisadas con bidones, boyas, corchos y palos y, además, tienen alimentos.

“Uno de los pescadores que rescataron en la misma embarcación por un buque ecuatoriano después de 10 días de naufragio nos ha dicho que armaron balsas y tienen alimentos, por eso sabemos que están vivos o en caso contrario que busquen sus cuerpos, aunque mi corazón me repite que ellos están vivos”, recalcó Camacho.