En un operativo inopinado de la municipalidad de Castilla, se realizó el día de ayer la clausura y multa a varios establecimientos del centro comercial Open Plaza, ubicado en la Av. Cáceres.

Al inspeccionar las instalaciones de Saga Falabella se comprobó que esta no contaba con el certificado de Defensa Civil vigente. Debido a esto, se procedió a la imposición de una multa del 50% de una UIT y la clausura temporal del establecimiento.

Posteriormente, se visitó la tienda «Joaquim Miro», a la cual se le impuso una multa del 40% de una UIT por no contar con licencia de funcionamiento, además la clausura definitiva del mismo.

Otro fue el caso de la tienda de electrodomésticos La Curacao también ubicada en el centro comercial. En esta se encontró que en su interior atendían módulos de las Financiera Efectiva y de Crediscotiabank. Al no contar con certificación de Defensa Civil vigente, se procedió a la clausura temporal y la multa correspondiente al 30% de una UIT.

Multas

La mayoría de las tiendas de lugar no contaba con el certificado de defensa civil vigente, por lo que se impuso una multa con el 40% de una UIT.

Lea también: Sequía en la región podría causar pérdidas millonarias