Acusan que en el Hospital Regional no le quisieron dar atención ya que estaba colapsado. La perjudicada perdió la vida frente a la comisaría El Alambre.

Una mujer de aproximadamente sesenta años perdió la vida ayer frente a la comisaría de El Alambre. Según se supo, alrededor de las tres de la madrugada empezó a faltarle la respiración (uno de los tantos síntomas del covid-19), de modo que se comunicó con unos familiares para que la ayuden a trasladarse al Hospital Regional.

Quien se presentó poco después en su domicilio, en San Andrés, fue uno de sus sobrinos. Este la cargó en brazos y en un taxi la llevó al nosocomio. Pero no la recibieron porque, según les explicaron, ya no había espacio para más pacientes.

Lamentablemente, mientras el sobrino insistía, la mujer dejó de existir.