Debido a la intervención de maquinaria pesada en la elevación frente al mar para el Proyecto Agrícola, donde está la jurisdicción del Balneario Santa Elena, ha causado mucha preocupación debido al efecto que pueda generar en el inventario del patrimonio arqueológico Nacional. La Alerta fue emanada por el ingeniero Zaniel Novoa Goicochea.

El ciudadano sampedrano, quien es presidente honorario de la Sociedad Geográfica de Lima, fue advertido del caso por los vecinos de la zona a través de fotos e imágenes del lugar. Las maquinas llegaron al lugar el primero del presente mes sin consentimiento de la localidad en general.

Novoa Goicochea, asegura que quienes están tras esta obra, se encuentran en un vasto conocimiento de la historia y geografía del Valle Jequetepeque. Zonas que no solo se encuentran bajo la tutela del Ministerio de cultura, también posee paisajes culturales del valle Jequetepegue. Puesto que se encuentran yacimientos arqueológicos de investigadores como Tom D. Dillehay, Alan L. Kolata y Edward Swenson.

Según información del Proyecto Agrícola

La preocupación sobre los trabajos que se pensar realizar para el Proyecto Agrícola, es posible que afecten de forma negativa al patrimonio cultural de esta zona. Por lo que se le hizo un llamado al Ministerio de Cultura a tomar cartas en el asunto. Por lo que es necesario revisar los componentes que puedan causar modificaciones ambientales en las zonas protegidas.

Tras esta problemática, el presidente honorario de la Sociedad Geográfica de Lima, señalo que la propiedad se encuentra inscrita a la Comunidad Campesina de San Pedro de Lloc, donde se encuentran áreas excluidas por ser estas, sitios arqueológicos con un total de 125.7598 has. La cual se encuentra establecida en la partida 11002779.

Por lo que Novoa Goicochea ha informado sobre la participación de las autoridades para proteger este patrimonio cultural. Todo se dio a través de una entrevista expuesta por Ultimas Noticias donde se vieron en debate dirigentes de la Comunidad Campesina de san Pedro de Lloc, quienes son los responsables de los movimientos terrestres sobre la zona de arqueología.

La secretaria de la comunidad Yrma Huertas Rodríguez, y la vicepresidenta Tania Montenegro, aseguran que dichos trabajos no han comenzado a ejecutarse. Por lo que la zona se encuentra actualmente intacta. Y aseguran el estar asesoradas por profesionales para no tener inconvenientes con la obra.