En horas de la noche, un hombre asesinó a su mujer por celos en Sánchez Carrión. Según testimonios del atacante, el suceso ocurrió cuando la víctima estaba dormida y de un disparo en la cabeza, murió de forma inmediata. Según los reportes de las autoridades, el motivo del asesinato fue por presunta infidelidad de la fémina.

El hombre fue identificado como Santos Roger Risco Nicolás, de 21 años de edad. El cual fue catalogado como un individuo totalmente cruel, debido a que asesinó a su mujer por celos, durante la madrugada del jueves. Sin importar que sus hijos estuviesen en casa dormidos, cargo el arma homicida y disparó a sangre fría.

La fémina quedó identificada como María Isabel Monzón Joaquín, de 21 años de edad. Quienes las autoridades aseguran que el motivo exacto del suceso no está preciso, pero según sospechas e interrogatorios realizados, las autoridades aseguran que este suceso fue producto de los celos del hombre.

Motivo por el cual Asesinó a su mujer por celos

Luego de la trágica escena, Santos Risco trató de realizar un espectáculo, fingiendo que sentía dolor por la horrible muerte de su pareja sentimental. El mismo salió de la residencia y alertó a las autoridades locales. Según sus declaraciones, dijo que unas personas de dudosa procedencia, entraron a la vivienda con la intención de Matar a María Isabel.

Una vez que se escuchó su testimonio, el teniente gobernador llamó a la policía y se comunicó con el Ministerio Publico para poder coordinar la situación y realizar los protocolos correspondientes, tanto para el levantamiento del cuerpo como la investigación de la perturbadora escena.

Interrogantes en la escena del crimen

Una vez que las autoridades ingresaron a la vivienda para ver la escena, vieron que el cadáver de la joven, se encontraba boca arriba de la cama con un ligero sangrado en la nariz. Lo que dejó una gran marca de sangre, lo que les dio a las autoridades miles de sospechas ante este caso.

Santos Risco fue llevado al Departamento de Investigación Criminal de Huamachuco para interrogarlo, y entre una contradicción y otra, su testimonio fue poco creíble y el homicida terminó por confesar todo. Cabe destacar que la pareja tenía 3 hijos. Uno de 5 años, otro de 3 y uno de tan solo 4 meses de nacido.