En el marco del Día Mundial del Reciclaje, expertos aseguran que es necesario generar acciones que incentiven el reciclaje adecuado de residuos eléctricos y electrónicos.

Los productos eléctricos y electrónicos brindan una larga lista de beneficios y facilitan varios procesos diarios gracias a sus funcionalidades. No obstante, en los últimos años se ha incrementado la cantidad de residuos electrónicos en el mundo, lo que conlleva un riesgo para la salud y el medio ambiente.

Estudios muestran un incremento de residuos desde 2019

Según el último reporte realizado por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), cada individuo desechó, durante el 2019, 7.3 kilos de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en promedio, una cifra alarmante.

En ese sentido, gracias al programa “Yo Reciclo, yo soy Claro” se ha logrado acopiar más de 645 toneladas de RAEE en el país desde el 2018, poniendo a disposición de la comunidad contenedores para depositar este tipo de residuos que hayan llegado al final de su vida útil.

Cabe indicar que las piezas acopiadas son clasificadas y sometidas a un proceso de reciclaje. Solo en el 2020, más de dos tercios de los recursos acopiados por Claro pudieron ser reciclados correctamente y obtener así una “segunda vida”, lo restante que no es aprovechable va a rellenos de seguridad.

Consejos para generar menos RAEE y reducir nuestra huella de carbono

Anthuanette Nomberto, Gerenta de Comunicación Corporativa de Claro, da los siguientes consejos

Compra de manera sostenible y responsable

Es muy importante comprar solamente los aparatos electrónicos que realmente necesitemos, en base a la utilidad personal. De lo contrario, serán piezas que no utilizaremos y, finalmente, terminarán siendo desechadas.

Alarga la vida útil de tus aparatos electrónicos

Procura desenchufar los equipos cuando no los estés usando. De este modo, ahorrarás energía, prolongarás notablemente su vida útil y ayudarás a mejorar tus finanzas personales.

Cuidado con el agua

Si bien algunos dispositivos son resistentes al agua, ten en cuenta que no todos tienen esa capacidad. En el caso de que el aparato sufra de una inesperada inmersión, no intentes encenderlo. Lo mejor que puedes hacer es quitarle las piezas como la batería y la tarjeta SIM y dejarlo secar por más de 24 horas. Luego, rearma el dispositivo e intenta encenderlo.

Acude a un especialista

En el caso de que algún aparato se encuentre en buen estado, pero presente algún desperfecto, llévalo a un especialista, en lugar de simplemente desecharlo. Ellos sabrán ayudarte a recuperar tu equipo o repararlo.

Busca un nuevo propietario

Si cuentas con un aparato eléctrico o electrónico en casa que ya no utilices, ofrécelo a tus amigos o familiares que sí puedan darle un buen uso. Muchos estarán gustosos de recibirlo.