Luego de la desazón por la pérdida de la final de la Copa Sudamericana 2019, la conmebol confirmó  a la capital peruana como escenario de la gran final de la Copa Libertadores de este año.

La máxima entidad del fútbol de latinoamérica decidió que, luego de los problemas surgidos en Chile durante las últimas semanas, el partido entre River Plate y Flamengo se jugará en territorio limeño.

El escenario seleccionado para el encuentro fue el Monumental de Ate, y la fecha es el 23 de noviembre como se designó originalmente. Según ratificó primero el vicepresidente del Flamengo “Lima, Perú”, escribió en Twitter. A continuación, la propia Conmebol hizo el anuncio.

Esta sería la cuarta vez en la que la final de la Copa Libertadores, el máximo torneo de clubes del continente se disputa en tierras peruanas.

Ahora, toca hacer todos los esfuerzos posibles para reivindicarse luego del mal trago que significó el retiro de la sede para la final de la Sudamericana.

Lea también: Selección Peruana en las 20 mejores del mundo en el ranking FIFA